Un fármaco antiinflamatorio de bajo costo y ampliamente utilizado mejoró la supervivencia en pacientes con COVID-19, el primer tratamiento que mostró avances prometedores que salvan vidas en la pandemia. Las muertes entre los pacientes que necesitaban asistencia respiratoria fueron menores durante un