Arranca el estudio comparativo Enhertu/TDM-1 en cáncer de mama precoz

El cáncer de mama es una de las principales causas de mortalidad en mujeres en todo el mundo, se calcula que en 2018 se diagnosticaron 2,1 millones de casos nuevos de este tipo de cáncer en el planeta.

Dentro de esta enfermedad, la alteración del gen HER2, proteína promotora del crecimiento celular, está asociada a una forma de cáncer más agresiva y con peor pronóstico. En el estudio de esta complicación, las farmacéuticas Daiichi Sankyo y AstraZeneca han iniciado la entrada en fase III del estudio comparativo Destiny-Breast05 de Enhertu frente a TDM-1 como tratamiento adyuvante en pacientes con cáncer de mama precoz HER2 positivo con alto riesgo de recurrencia de la enfermedad, que presentan enfermedad residual invasiva en la mama o los ganglios linfáticos axilares

Este estudio se llevará a cabo en colaboración con la National Surgical Adjuvant Breast and Bowel Project Foundation (NSABP), el German Breast Group (GBG), Arbeitsgemeinschaft Gynäkologische Onkologie (AGO-B) y el grupo SOLTI de investigación en cáncer de mama.

Reducir el riesgo de reaparición

El tratamiento neoadyuvante se administra antes de la intervención quirúrgica con objeto de ayudar a reducir el tamaño del tumor para que sea más fácil de extirpar. Los pacientes que en el momento de la cirugía presentan enfermedad residual invasiva en la mama o los ganglios linfáticos tras el tratamiento neoadyuvante, tienen un riesgo más alto de recurrencia de la enfermedad o muerte que los pacientes que alcanzan respuesta patológica completa, lo que significa que no hay enfermedad detectable en el tejido extirpado durante la intervención quirúrgica. Con el tratamiento adyuvante administrado después de la cirugía se pretende erradicar las posibles células cancerosas que quedan en la mama o el resto del organismo, para ayudar a reducir el riesgo de que reaparezca el cáncer.

“A pesar de las recientes mejoras y la aprobación de nuevos medicamentos, siguen existiendo necesidades médicas significativas en los pacientes con cáncer de mama precoz HER2 positivo que presentan enfermedad residual invasiva tras completar el tratamiento neoadyuvante. Reconocemos la importante oportunidad que existe después de la cirugía para reducir la progresión de la enfermedad con el tratamiento adyuvante posterior”, ha señalado Antoine Yver, Executive Vice President and Global Head Oncology Research and Development de Daiichi Sankyo.

Actuar específicamente contra HER2

Por último, Yver ha añadido que “esta investigación está fundamentada en los datos del estudio Destiny-Breast01 que mostraron duración de la respuesta en pacientes con cáncer de mama metastásico HER2 positivo tratados previamente. En el estudio Destiny-Breast05se evaluará Enhertu en pacientes con cáncer de mama precoz HER2 positivo comparado con TDM-1, el tratamiento de referencia actual, y esta será la primera vez que se evalúa el beneficio clínico de Enhertu en cáncer de mama precoz, lo que refleja nuestro compromiso de transformar el tratamiento incluso en más pacientes con una enfermedad en la que se puede actuar específicamente contra HER2.”

Medical
A %d blogueros les gusta esto: