Esta prueba de coronavirus precisa de una nariz y no es la suya

Varios perros han sido entrenados para detectar el virus en el olor de los pasajeros que llegan al aeropuerto de Helsinki, un ensayo cuya efectividad está en prueba.

A los viajeros que llegan al aeropuerto de Helsinki se les ofrece una prueba de coronavirus voluntaria que toma 10 segundos y no requiere de un incómodo hisopo nasal. La prueba la hace un perro.

Una vez que los pasajeros que llegan del extranjero han recogido su equipaje, se les invita a limpiarse el cuello para recoger muestras de sudor y dejar las toallitas en una caja. Detrás de una pared, un entrenador de perros pone la caja junto a latas que contienen diferentes olores, y un perro se pone a trabajar.

¿Por qué perros?

Los perros tienen un sentido del olfato particularmente agudo y han sido empleados desde hace mucho tiempo en los aeropuertos para olfatear bombas, drogas y otros materiales de contrabando en el equipaje.

En la primera etapa del ensayo, los perros pudieron olfatear el virus en una persona asintomática, o a quien todavía no le aparecían los síntomas. Lo detectaron en una etapa más temprana que la prueba de PCR, la herramienta de diagnóstico más utilizada para el nuevo coronavirus.

¿Cómo lo hacen?

Los perros rastreadores, que están entrenados para reconocer el olor del virus, lo detectan al oler muestras de orina o sudor.

Hielm-Bjorkman dijo que ella y su equipo habían entrenado a los perros haciendo un sonido específico tan pronto como los perros indicaban una muestra positiva, “y sí, un premio también”, dijo. Cuando los perros huelen una muestra negativa, no ocurre nada y pasan a la siguiente.

¿Esto significa que el coronavirus tiene un olor?

Esto es lo que los investigadores creen. Pero lo que los perros detectan exactamente cuándo huelen el virus es la pregunta del millón, dijo Hielm-Bjorkman.

“Sabemos cómo lo detectan los perros —por el olfato— pero aún no tenemos ni idea de lo que detectan”, dijo. “Si lo descubrimos, podemos entrenar a miles de perros en todo el mundo”.

¿Qué futuro tiene esto?

El programa piloto en Finlandia es el primero en ser usado en un aeropuerto. Susanna Paavilainen, la directora general de Wise Nose, dijo que pretendía tener diez perros en el aeropuerto a finales de noviembre, y Hielm-Bjorkman, de la Universidad de Helsinki, dijo que recogería datos hasta finales de año.

 

Medical
A %d blogueros les gusta esto: